¿Qué es la impresión transfer?

La impresión transfer es una técnica de impresión usada para transferir una imagen con muchos colores de una superficie a otra para que quede fijada de forma permanente. Actualmente, este proceso se utiliza con frecuencia para transferir diseños a prendas de textil.

En ocasiones resulta difícil apreciar distinciones entre la impresión transfer y otras técnicas como el vinilo de corte o la serigrafía, dado que los resultados en el acabado son muy parecidos. Una particularidad exclusiva de los transfers es que es la única técnica de marcaje que usa el color para fijar la imagen.

¿Cuál es el origen de la impresión transfer?

La técnica de impresión transfer apareció alrededor del año 1750 en Inglaterra y se extendió al resto de Europa donde continuó desarrollándose. En su origen, fue ideada para decorar piezas de cerámica.

En aquel momento, el proceso de impresión transfer incluía una pieza de cobre que contenía el grabado de algún motivo decorativo, al cual, se le aplicaba la tinta y se colocaba encima de la superficie que deseaba marcarse. Este proceso no debía resultar nada fácil, pero lo cierto es que resultaba mucho más rápido que pintar a mano el motivo y el acabado resultaba similar.

La impresión transfer mediante aplicación de calor que se utiliza hoy en día, no se inventó hasta muchas años después, hacia 1940, cuando la estadounidense “SATO” presentaba su desarrollo.

¿Qué ventajas tiene el uso del transfer?

En primer lugar, se trata de una técnica muy fácil de realizar, cuyo equipo resulta económico y que puede reproducir imágenes complejas con bastante calidad. Además, es una de las mejores técnicas que podemos usar cuando tengamos que realizar la impresión de imágenes a todo color.

Por otra parte, la impresión transfer cuenta con la ventaja de poder reproducir los bordes de las imágenes bien definidos, reproducir detalles con una óptima resolución, así como degradados o transiciones de zonas oscuras a luminosas. Incluso, podemos realizar en un solo soporte sobre papel ciertas técnicas que en serigrafía requieren 4 colores o más. Es muy sencillo llevar a cabo el proceso de transfer con una inversión relativamente baja.

Elementos que intervienen en el proceso de la impresión transfer

Imagen o diseño

Lo primero que tendríamos que hacer es seleccionar el tipo de imagen que utilizaremos para la impresión transfer, tratando en todo momento de que nuestra imagen sea de la mayor resolución posible teniendo en cuenta el tamaño de impresión que vayamos a realizar. Afortunadamente, esta técnica nos permite obtener un acabado más definido que la impresión digital (DTG), cuyos resultados resultan algo desenfocados o con menor nitidez, además de permitirnos también imprimir diseños de mayor complejidad con gran cantidad de colores, degradados y transiciones.

Plancha de calor

El funcionamiento en planchas rudimentarias es muy sencillo; tras la impresión del diseño en el papel de transfer correspondiente, lo presentaremos con sumo cuidado sobre la superficie de la prenda y a continuación, descenderemos la plancha caliente y aplicaremos presión durante el tiempo que sea necesario para su fijación. Por último, retiramos la prenda de la plancha y la dejamos enfriar.

Los sistemas de impresión transfer profesionales utilizan un tipo de plancha más compleja que una plancha doméstica, pero su funcionamiento es básicamente el mismo. El calor emitido y la presión que se aplica, hacen que los pigmentos se transfieran de una superficie a otra, derritiendo la imagen sobre la prenda.

Papel para transfer

Como es obvio, es más que recomendable el uso específico de papel profesional para transfer, dado que se obtendrá un acabado mucho más profesional y su duración será mucho mayor, evitando que se borre o “pele” con el paso del tiempo y los lavados. Otro tipo de papeles darán lugar a una serie de defectos de marcaje en los contornos además de un acabado tipo brillo, que evidencia el acabado no profesional la baja calidad del material.

El papel es, por tanto, uno de los elementos de mayor relevancia dentro de la técnica transfer. Entre los diferentes tipos de papel para transfer podemos encontrar:

  • Papel para transfer destinado a la impresión sobre textil de color blancos gama de colores claros.

  • Papel para transfer destinado a la impresión sobre textil de color negro, colores oscuros, o tonalidades similares al color genérico de piel.

  • Papel para transfer que cuenta con una capa opaca flexible de color blanco, que está indicada para la transferencia de imágenes sobre cualquier tipo de tejido oscuro.

  • Papel para transfer autoperfilado destinado a textil de colores oscuros, el cual permite marcar de forma automática el perfil de la imagen sin necesidad de recortarla sea cual sea su diseño.

  • Papel para transfer destinado a materiales no textiles de color blanco o de colores claros. Este papel se destina a la impresión sobre cerámica, metal, madera, plástico o cartón y puede se puede usar también sobre textil que no requiera lavado, como artículos de decoración, banderines, pajaritas o corbatas.

  • Papel para transfer al agua tipo calca, destinado a materiales rígidos. Este tipo de papel está indicado para imprimir imágenes mediante impresoras o copiadoras láser y su aplicación se realiza al agua sobre vidrio, cerámica, metal, cera o jabón. Es muy elástico flexible y nos permite presentarlo sobre superficies curvas. Tras aplicar la calca, se recomienda un tiempo en el horno o el túnel de secado para aumentar la viveza del color así como una mayor durabilidad sobre la superficie.

Tipos de transfer

La impresión transfer es una técnica que cuenta con diferentes maneras de realizarse y cada una de ellas se aplica dependiente del diseño y el tipo de material donde va a ser marcado. No obstante, todas tienen como común la misma técnica, basada en la impresión de tintas sobre papel siliconado, para de manera posterior, adherirse sobre la superficie de materiales textiles a través del calor y la presión que se aplican con una plancha térmica.

Con este sistema podemos obtener resultados uniformes en diferentes tipos de textiles y además contamos con la gran ventaja de necesitar pantallas para realizar el marcaje, lo cual hace que los costes de producción sean mucho menores. A continuación, detallamos cuales son los diferentes tipos de transfer:

Transfer de vinilo

La impresión se realiza sobre una lámina de vinilo que se procesa de manera posterior en un plotter. Se coloca en el área de marcaje y se aplica calor para poder adherir la imagen sobre la prenda. Este proceso tiene la ventaja de poder contar con una mayor variedad de colores.

Transfer digital

La imagen debe imprimirse directamente desde el ordenador sobre el papel, por lo que se consigue una mayor calidad. El resto del proceso, es el mismo que el descrito con anterioridad.

Transfer serigráfico

Esta técnica se trabaja casi de la misma manera que una serigrafía, con la salvedad de que se realizará la impresión sobre papel siliconado. Sus resultados tienen un mayor brillo perdurabilidad y permite la utilización de una gran cantidad de colores sin elevar sus costes de producción en cualquier camiseta o textil.

Algunos inconvenientes de la imrpesión transfer

Es un proceso que por su manipulación puede resultar más lento que mediante otras técnicas y cuenta con ciertas limitaciones cuando se trata algunos tipos de telas, como es el caso de aquellas que son especialmente sensibles a altas temperaturas. Además, no siempre pueden lograrse todas las gamas de color que deseemos, encontrando limitaciones cuando queremos reproducir tonalidades oscuras.

Entrega siempre a tiempo

atención personalizada

Atención Personalizada

Atenderemos cualquier consulta acerca de tu pedido y resolveremos cualquier duda que tengas.

entrega siempre a tiempo

Entrega siempre a tiempo

Nos comprometemos en la entrega de los artículos de su pedido siempre en la fecha asegurada.

envío gratuito

Envío gratis

El envío de los artículos será gratis en pedidos superiores a los 99€ de compra

Producto añadido a la lista de deseos
Productos añadidos al comparador.