¿Qué es la impresión digital?

La impresión digital es una técnica novedosa que consiste en la impresión de los artículos a través de una impresora de alta definición. Esta técnica a diferencia de la serigrafía, no necesita fotolitos ni pantallas. Esta técnica resulta muy atractiva por la posibilidad que da imprimir en varios colores. Es ideal para pequeñas cantidades  y aplicable sobre todo a superficies planas o ligeramente curvas. También se usa mucho la impresión digital para la personalización de camisetas a todo color en pequeñas cantidades.

¿Cual es el origen de la impresión digital?

Podríamos decir que, en comparación con la larga historia de otras técnicas de marcaje, como el grabado o la serigrafía, la impresión digital es sin duda, la técnica más “joven” de todas ellas.

Su historia comienza en los años 50, en ese momento en el que el desarrollo tecnológico se encontraba en pleno proceso de germinación; y con la llegada de los años 80, aparecieron los primeros dispositivos de impresión disponibles para todos los públicos. El motivo por el cual pasaron casi treinta años en su lanzamiento, fue debido a que no lograban descrubir la manera de evitar que los cabezales de impresión no quedasen obstruídos por los cúmulos de tinta seca. Y como ya sabemos, al final lograron solventar el problema y comenzó una nueva era.

Desde un principio, los usuarios se preguntaban si era posible la impresión sobre otras superficies que no fuesen papel, pregunta que resultaba más que interesante para la industria textil, ya que, en ese momento el desarrollo de los sistemas de serigrafía a pesar a encontrarse plenamente automatizado, contaba con ciertas limitaciones.

La revolución llegó en el año 2004, momento en el que la impresión digital llegó para instaurarse como líder. Durante la presentación realizada por la Specialty Graphic Imaging Association (SGIA) en Minneapolis, las compañías Mimaki y US Screens, presentaro una serie de prototipos. El modelo T-Jet perteneciente a US Screens se basaba en un sistema innovador de impresión japonés diseñado para imprimir sobre materiales tales como ladrillo o madera.

Pese a la gran acogida de los usuarios, las impresoras contaban con un problema; y es que, mientras que cuando se realizaban impresiones sobre tejidos de color blanco, obtenían unos resultados impecables, la impresión sobre tejidos de colores oscuros o en negro, no lo eran tanto. Este problema se debía que todavía no había desarrollado las tintas de color blanco.

La US Screen supo localizar a tiempo el problema y contactó con un fabricante de tintas para comenzar el desarrollo de la tinta de color blanco y en noviembre del 2005, la US Screen ya contaba con los primeros prototipos. Este fue el punto de inflexión que daba un giro radical en la manera de imprimir sobre camisetas.

A pesar del desarrollo de estas tecnologías tan innovadoras, la producción de los sistemas de impresión T-Jet continuaban siendo muy costosos y en el año 2008 se detuvo su producción. Poco después la factoría US Screens salía del mercado.

¿Cómo se realiza la impresión digital?

La impresión digital comprende varias técnicas de impresión, todas ellas con un factor en común: una impresora que interpreta la información digital proporcionada por un ordenador y en el caso de los sistemas de impresión profesionales, se dispone de uno dedicado en exclusiva. A través de estos dispositivos, la imagen es dibujada de manera constante ya que, en caso de contar con varias unidades, el sistema podría realizar varias copias de manera simultánea.

En un primer lugar, a través de la propia impresora, se aplica una imprimación sobre el artículo, compuesta únicamente por una solución de ácido acético, que permitirá que las tintas permanezcan sobre el área de impresión.

La superficie queda prepara para la aplicación de tintas adecuadas al tipo de producto sobre el que se va a imprimir. Posteriormente, se aplica aire caliente para secar la superficie y asegurar el correcto secado de la imprimación. A continuación, la impresora interpreta el diseño enviado por el ordenador y comienza a imprimir sobre la superficie del área de marcaje.

Este sistema evita la necesidad de marcos, pantallas, fotolitos, tampones, etc; permitiendo la posibilidad de cambiar el diseño, sin que ello suponga sobrecostes o un trabajo adicional.

Por tanto, si realizamos una comparativa con los sistemas tradicionales de marcaje, la impresión digital puede resultar mucho más rentable, tanto para el cliente como para el fabricante, debido a que nos permite la impresión de unidades únicas sin que ello suponga un gasto adicional de manipulado en su producción, ni de un gasto extra de suministros.

Proceso de impresión digital

En primer lugar, el diseño debe ser tratado mediante un software específico, donde se ajustan y configuran las propiedades de impresión. Si el artículo es oscuro, será recomendable agregarle una capa extra de tinta blanca.

Con la finalidad de poder obtener el resultado adecuado, algunos artículos deben ser tratados previamente mediante una solución que es rociada sobre su superficie. En ocasiones, este paso se realiza de manera manual, pulverizando el artículo a través de una pistola de spray

Posteriormente, para que la impresión se fije correctamente, es importante secar el artículo, bien sea aplicando calor a través de una plancha o simplemente dejándolo secar.

A continuación, se coloca el artículo con sumo cuidado sobre el área correspondiente. En el caso de la impresión digital textil, con el fin de obtener un acabado correcto, la tela no de contener arrugas, por lo que deberá plancharse en la medida de lo posible para que quede completamente lisa, ya que las arrugas, podrían deteriorar el acabado impreso.

Por último, presionamos la tecla adecuada y ¡a imprimir!

Elementos que intervienen en la impresión digital

Archivos digitales

Un elemento diferenciador de la impresión digital con el vinilo de corte o la serigrafía, es que no se trabaja por capas, se reproduce el diseño por completo de una sola vez. Además, las impresoras son, afortunadamente, compatibles tanto con píxeles como con imágenes vectoriales, y es aconsejable que los archivos se guarden en formato TIFF o PDF, puesto que estos formatos preservan la calidad de las imágenes.

RIP Software (Raaster Image Processor)

Sus siglas en inglés se traducen como “procesador de imágenes de trama”, y se trata de un software que, aunque pueda no resultar estrictamente necesario, ayuda a reducir el flujo de trabajo de las impresoras digitales. Este software, permite controlar varias impresoras desde un único ordenador, proporciona una mayor cobertura y ayuda ajustar con mayor precisión los colores. Existen otros softwares similares como: Image Print, EFI, Colorburst, Onyx, Cañdera, Ergosoft o Wasatch.

Sistemas de tratamiento previo

Puede realizarse de dos maneras diferentes; de manera automática, a través de una máquina, o de forma manual. No obstante, sea cual sea la manera en la que vaya a llevarse a cabo, sería necesaria la utilización de:

  • Líquido pre tratamiento
  • Plancha de calor, túnel de secado

Tintas

Prácticamente, casi todas las impresoras digitales usan tintas con base al agua, que en un principio, resultaban poco asequibles. Con el paso de los años y la mejora de los sistemas de impresión, los fabricantes han reducido los costes.

Impresora

Existen tantos modelos, precios y características, como necesidades del taller de impresión o de los usuarios. Entre las marcas más conocidas, podríamos mencionar a Kornit, Brother, ColDesi u Omniprint. Eso sí, podríamos clasificar las impresoras en dos clases:

  • Impresoras digitales basadas en sistemas de impresión ya fabricados.
  • Impresoras digitales fabricadas de cero, que utilizando cabezales de impresión de sistemas existentes

¿Que ventajas tiene el uso de la impresión digital?

Se trata de un sistema de impresión que permite la impresión de tiradas cortas sin que ello suponga sobrecostes en su producción.

Tiene la ventaja de poder usar sin necesidad de tener conocimientos avanzados artes gráficas, siendo su proceso muy parecido al de la impresión de una copia en papel con una impresora doméstica.

Utiliza tintas con base al agua, lo cual supone un proceso mucho más limpio, que genera menos residuos y más económico que otras técnicas como la serigrafía, donde se requieren cantidades mayores de tinta y agua.

Cuenta con una excelente calidad en sus acabados, debido que es capaz de reproducir diseños complejos a todo color y con un alto nivel de detalle y resolución sobre todo artículos textiles.

Tipos de impresión digital

La impresión digital podría subdividirse en dos tipos dependiendo del tamaño de la superficie a imprimir: pequeño formato y gran formato.

  • El pequeño formato, es uno de los más usados, pero presenta una serie de limitaciones técnicas como, por ejemplo, la de no poder imprimir a tamaño 50 x 70

  • El gran formato, es utilizado para trabajos de gran tamaño como es el caso de vallas publicitarias, marquesinas o cartelería de grandes dimensiones. También cuenta con algunas desventajas y es que sus costes de producción son elevados y genera muchos más residuos que el pequeño formato.

  • Dentro de las impresiones de gran formato, encontramos la conocida como gigantografía, que consiste en la impresión de posters o cartelería publicitaria en gran formato, cuyo tamaño suele ser de 70 x 100 cm. La impresión de estas imágenes se realiza a través de inyección de tinta, láser o revelado químico, y aunque el resultado de su acabado sea impecable, estos procesos resultan ser altamente nocivos para el medio ambiente. Actualmente, se trabaja en el desarrollo de sistemas de impresión con tintas con base de látex, mucho menos dañinos para el medio ambiente.

Aplicaciones de la impresión digital

Con los sistemas actuales de impresión digital, podemos plasmar cualquier imagen digital en una amplia variedad de superficies, con diferentes texturas, entre las que podemos destacar:

  • Papel fotográfico
  • Celuloide
  • Plásticos
  • Vinilo
  • Cartón
  • Gran variedad de artículos de textil
  • Algunos tipos de metales
  • Madera

Este sistema nos permite, además, poder imprimir una imagen distinta en cada artículo, a diferencia de otros sistemas de impresión que nos obligaban a usar una placa, cliché o tampón para cada imagen.

Algunos inconvenientes de la impresión digital

La maquinaria profesional de impresión digital tiene unos costes elevados.

En pedidos de gran tirada su producción es más lenta que otras técnicas, como por ejemplo la serigrafía.

Los acabados no son los mismos en todo tipo de textiles. Para lograr un acabado correcto, la impresión digital sobre textil requiere que las prendas tengan al menos un 50% de algodón para poder absorber adecuadamente los pigmentos.

Los tramados cuyas dimensiones sean de un tamaño inferior al 10 % se exponen a perderse.

Entrega siempre a tiempo

atención personalizada

Atención Personalizada

Atenderemos cualquier consulta acerca de tu pedido y resolveremos cualquier duda que tengas.

entrega siempre a tiempo

Entrega siempre a tiempo

Nos comprometemos en la entrega de los artículos de su pedido siempre en la fecha asegurada.

envío gratuito

Envío gratis

El envío de los artículos será gratis en pedidos superiores a los 99€ de compra

Producto añadido a la lista de deseos
Productos añadidos al comparador.